Las flores a domicilio en tiempos del coronavirus

El envío de  flores a domicilio ha gozado, desde que se planteó esta alternativa de comodidad a quienes gustan de adquirirlas o regalarlas, de una gran aceptación. A continuación, te contamos cómo está afectando la reciente crisis del coronavirus al sector, lo que te va a valer para valorar la importancia que están cogiendo los envíos a domicilio.

Enviar ramos de flores en tiempos de pandemia

La crisis de la Covid-19, en nuestro país, ha venido acompañada de medidas paralelas de confinamiento para evitar un eventual colapso de la sanidad provocado por un aumento de los contagios. 

Las limitaciones a nuestra libertad de movimientos, por otro lado, no implican que no puedas comprar flores para quedártelas o regalarlas. Sin embargo, es evidente que, si hay menos actos sociales, también van a existir menos posibilidades de lucir las flores en público. 

La gente ha tendido a reducir al mínimo sus actividades, lo que también afecta a la hora de enviar ramos de flores (ha habido cierto miedo, en una parte de la población, a todo tipo de contacto), pero menos que a comprarlos en las tiendas. 

La entrega a domicilio se ha convertido en la alternativa más apreciada para poder seguir disfrutando de flores nuevas. En este sentido, las protecciones de los trabajadores que participan en el proceso de producción y reparto es fundamental. 

Las flores se han revelado como unos artículos muy útiles para animar a quienes más tristes se han encontrado durante esta crisis sin precedentes. Tanto a las personas enfermas como a las que se sienten cercanas a quienes lo han estado. 

Además, son unos regalos que no dejan de simbolizar la grandeza del ciclo de la vida. Algunas de ellas son cortadas de su planta principal, pero siguen viviendo. Y, finalmente, sus semillas van a acabar generando nuevas plantas. 

Asimismo, en estas largas semanas de cuarentena obligatoria en casa, las plantas son muy importantes para oxigenar el ambiente y contribuir a que haya más frescura en las habitaciones que suelen estar cerradas. 

Si tienes la ventaja de contar con un jardín en tu casa, disponer de nuevas plantas va a suponer un estímulo interesante. Pero también las plantas artificiales sirven para alegrar a quienes lo están pasando mal durante el encierro. Sus vivos colores y estéticas formas son todo un soplo de aire fresco en los entornos monótonos o cargados. 

Los ramos de rosas como opciones de regalo

Por último, en la línea de las medidas solidarias para reflotar la economía que siguen numerosos de nuestros vecinos, regalar ramos de rosas, entre otras flores, es una alternativa de gran ayuda. 

En este aspecto, se han lanzado campañas como la de primavera o del Día de la Madre. En definitiva, las flores a domicilio son todavía más útiles en la época del coronavirus.