Comprar flores: cómo conservar un ramo de flores en buen estado

A la hora de comprar flores no podemos olvidarnos de su conservación. Para que mantengan su delicada belleza, no podemos tratarlas de cualquier forma, por lo que tenemos que prestar atención a una serie de medidas al respecto. Así, si seguimos un método adecuado, permanecerán en buen estado durante más tiempo. 

Cuidados después de comprar flores online

Comprar flores online es una actividad muy frecuente, pero quizás te olvides de cuidarlas una vez hecha la compra. Estos despistes conducen a que mustien antes de tiempo. Sin embargo, es posible cuidarlas para que permanezcan en buen estado durante más tiempo y, así, alegren la habitación donde las hayas colocado durante meses.

Una de las primeras recomendaciones es utilizar agua tibia como alimento, en especial para las flores cortadas. Además, procura que esta no sea abundante para no saturar a la flor. Con siete centímetros de agua en el florero será más que suficiente. Por descontado, tendrás que cambiar el agua una vez al día para evitar la proliferación de bacterias, las cuales podrían acabar prematuramente con el ejemplar.

Otro aspecto a tener en cuenta y que suele pasar desapercibido es la disposición en el propio florero. Puede que creas que no es tan importante, pero podrías perder las flores antes de tiempo. Empieza por quitar cualquier decoración que las pueda rodear, ya que hará que reciba menos oxígeno del que necesitan. También es importante eliminar las hojas en contacto con el agua y cortar la parte final del tallo en un ángulo de 45º para mantenerlas erguidas con facilidad.

Es importante elegir un buen jarrón o florero. La clave es que tengan una boca suficientemente amplia para que las flores se oxigenen adecuadamente, de otro modo se echarán a perder más pronto que tarde.

La temperatura es otro aspecto crucial para cuidar las flores a domicilio que te han enviado. Evita las exposiciones directas al sol, ya que sus afectos acelerarán la descomposición de las flores. No las dejes tampoco en lugares con corrientes de aire. Estas harán que las temperaturas cambien constantemente, algo que no les sentará especialmente bien.

Por último, no te olvides de retirar las flores ya marchitadas, pues estas acabarán por afectar a las de alrededor. Los mismos agentes que contribuyen a su degradación pueden pasar al resto, lo que acelerará el proceso. Si bien este es un acto bastante sencillo, muchas personas no suelen prestarle atención.

En definitiva, si bien comprar flores es algo muy habitual, también tendrás que realizar tareas de mantenimiento para conservarlas. Además, en caso de enviar flores a domicilio, no dudes en comentar estas indicaciones. Así, la persona agasajada podrá cuidar de sus flores de manera efectiva y disfrutar de ellas durante más tiempo.